Introduce aquí el subtítular

"El vino da brillantez a las campiñas, exalta los corazones, enciende las pupilas y enseña a los pies la danza." José Ortega y Gasset.

Bodega artesanal y ecológica


100% Vendimia manual

100% Recogida en cajas de 200 Kg.

100% Uvas procesadas en mesa de selección

100% Bombeo, remontados a mano sin estrujar las uvas

100% Sangrado manual por gravedad

La Bodega


Fachada noble

Depósitos de fermentación

Sala de barricas

Mesa de selección

Embotelladora

Tienda

Construida en 2008,  se encuentra ubicada en el paraje conocido como "Sierra de las Cabras" en la ribera de lo que era el viejo cauce del "Rio Juá".  Sus más de 2000 metros de edificación nacen de las entrañas de la propia sierra, donde tras un proceso de desmonte, se asentaron allí los cimientos del edificio conservando así las temperaturas de la propia tierra tanto en las estaciones cálidas como en las frías. Dotada de la mas moderna tecnología tiene una capacidad de elaboración de 200.000 Kgs. de uva, toda en mesa de selección. Bodega por gravedad eliminando procesos como la recepción en tolvas, transporte en sinfines, bombas y largas tuberías, que inevitablemente deterioran las uvas. Las continuas fricciones, rozamientos, rotura de bayas y hollejos, oxidaciones innecesarias son eliminados en esta bodega dando paso a la utilización de algo tan básico como la gravedad, mediante su aplicación se da un salto cualitativo importante permitiéndonos elaborar vinos más naturales y habiendo obtenido por parte del gobierno de la región de Murcia el certificado de bodega artesanal y ecológica.


El Rio Juá

por Emiliano Hernández

El río Juá es una antigua corriente de agua que corría de norte a sur una parte importante del septentrión del término municipal de Jumilla, y que la conformaban, y conforman, las ramblas de: La Alquería, la Cingla y la Jimena. Los principales manantiales que le aportaban agua eran el del Cerco y del Pradico Somero (Praico Somero en los textos medievales) ambos se alimentan del mismo acuífero. A lo largo de su recorrido se le suman las fuentes del Tragapán, La Pila y las aguas termales de la Cuesta de la Parra (hoy Baños de Campa). En su recorrido, al llegar el cauce a la altura del paraje del Albar, donde se le unían las aguas de la laguna endorreica del Prado, las aguas se laminaban, circulando libres a lo largo de toda la Cañada del Judío, hasta embarrancarse de nuevo y crear un nuevo cauce ya en el término municipal de Cieza, en el paraje que mantiene el nombre de Rambla del Judío, para desembocar definitivamente en el río Segura.

El nombre de Juá viene del árabe clásico "al wadi", que quiere decir el valle, el cauce. En castellano ha quedado como "Guad", raíz semántica utilizada para designar muchos de los ríos de la Península Ibérica: Guadalquivir, Guadiana, Guadalorce, Guadalimar, etc. Por lo que el río Juá ha perdido su nombre, y solamente nos ha quedado la raíz de Juá, Guad, "río". En Atlas escolar de la editorial Salinas, editado en 1956, está recogido el río Juá con su recorrido. Aunque hemos de destacar la reiteración del nombre, "el río río".

El río Juá ha sido una arteria de riqueza para Jumilla, a lo largo de su recorrido se han asentado todos los pueblos y culturas que han ocupado la Comarca, desde el Paleolítico Inferior, cuyos restos se han hallado en la Fuente del Cerco, hasta varias villas romanas que se han asentado a lo largo de su cauce, como la del "Pradico somero", "Charco del Zorro", "La Pila", etc. Con correr del tiempo sus aguas fueron canalizadas en el siglo XV, y su uso reglamentado para regar las fértiles huertas y huertos de Jumilla, así como para abastecerá la población, situación y ordenanzas que se mantuvieron hasta la segunda mitad del siglo XX.

Catas y visitas guiadas

con cita previa

Comidas y cenas con maridaje

Escríbenos a eventos@bodegasriberadeljua.com y haz la reserva de tu visita y cata

Tel: 868 187 901